Luis Miguel Escanta nacido en el cantón Urcuquí de la provincia de Imbabura es un reconocido ceramista, que experimenta con el color, la figura humana y los animales.

Henry Melo

Luis Miguel Escanta nacido en el cantón Urcuquí de la provincia de Imbabura es un reconocido ceramista, que experimenta con el color, la figura humana y los animales más próximos al hombre, cerdos, caballos, ovejas, llamas, etc y su retórica es de estilización que privilegia los volúmenes.

El Complejo Cultural fábrica Imbabura, tiene el gusto de recibir a uno de los más grandes ceramistas del Ecuador, el maestro Luis Miguel Escanta, que presenta su obra “De la tierra” que está abierta desde el 15 de noviembre hasta el 15 de Diciembre.

 

Edgar Flores director ejecutivo de Fábrica Imbabura comenta “esta cerámica que nos presenta el artista, contempla conocimiento, experiencia, destreza de la técnica, de los óxidos, de las quemas, para lucir una obra de colores brillantes y el lenguaje de la alquimia de los colores terrosos, que nos hablan de las emociones en los procesos de la materia, la ciencia en la combinación de las búsquedas artísticas, de los sueños de tierra, fuego y pertenencia.

Este artista encuentra en la alfarería, la fiesta popular de los colores simbólicos, con la alegría de la vida que guardan los pueblos, que recobran lo que ellos inventaron, a través de lo prodigioso de sus manos, la versatilidad de la imaginación y el poderío del horno, para expresar con humildad y grandeza la identidad de lo andino”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *